L u n a L l e n a .

L u n a  L l e n a  .
Eviterna Mi Vela De Armas Es....¡Por Tí O h L u n a L l e n a , Savia de Mi Corazón !

lunes, 16 de marzo de 2015

¡ L u n a s S a n g r i e n t a s !



Se me habían olvidado estas lunas llenas del presente marzo, que fotografié con el celular. No son relevantes excepto por una cosa: Su aspecto sanguinolento. Voy pues, con la hemorragia...



Me pilló en mitad de un bosque perdido, en la montaña. La pena es que las dentelladas de los árboles delimitando el horizonte lunar, no se aprecie.


Aún así, aunque a veces se me olvide la cámara buena, la reflex, en mis incursiones nocturnas no dejaré de hacer instantáneas pese a que salgan mal con otro medio.

Ya estoy más tranquilo: La Transfusión está Ejecutada.

jueves, 5 de marzo de 2015

¡ V i c t o r i o s a L u n a L l e n a M a r c e ñ a !

El Orive Lento Pretende Y La Luna Llena.


En La Luna Llena de Hoy - la de marzo - llega a mi conocimiento que PUGILATO DEL SEÑOR ha sido seleccionado como uno de los ciento cincuenta finalistas de Artgerust en su certamen de microrrelatos sobre Ernest Hemingway.

¡¡Esto solo le pasa a quien vive por y para Los Plenilunios!!

Y una vez más -la última vez fue hace poco, en Febrerillo El Loco(supongo que su chifladura también habrá sido parte del sortilegio)- El O r i v e L e n t o P r e t e n d e  cede su obrita para su exposición.



No hay que dejarle beber vino de consagrar al monaguillo de Saint Patrick's.
Siempre sucede lo mismo.
Cuando después asiste al Reverendo Fulmar en los oficios, hace sonar la campanilla por arte de birlibirloque como en un cuadrilátero. A continuación empieza el combate.
Todos se sacuden: Los Fieles se hermanan a sopapos. El revuelo de hábitos y trajes de domingo es desternillante.
Una cosa más: Si alguna vez os veis atrapados en la santa pelea, utilizad los hachones porque están petrificados y no se rompen, y sus chichones son la monda.
¡Y recuerden que Fulmar suena fuerte en las apuestas!
¡Buen Asalto!


Nota a Los Padres de Ernestito:  Mandé a su hijito que redactara alguna ocurrencia muy breve para clase de literatura. Y esta irreverencia ha alterado incluso al Señor Director. La próxima ocasión sugiéranle algo más propio de su edad.
Atentamente,

H.  Sarah, Tutora.









¡ El Vítreo Petrel de Neón!